Sala despachó inscripción automática y cambios al sistema de votaciones

La iniciativa quedó en condiciones de ser promulgada como Ley de la República.
La Sala del Senado despachó, en su último trámite, el proyecto sobre inscripción automática y cambios al sistema de votación. De este modo, la iniciativa quedó en condiciones de ser promulgada como Ley de la República.

El debate estuvo centrado en la incorporación o no de incentivos para quienes emitan su sufragio, lo que fue descartado por la Cámara de Diputados en su segundo trámite. Finalmente, por 25 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones, la Sala aprobó el informe de las Comisiones Unidas de Gobierno y Constitución que ratificó el criterio de la Cámara de no establecer los mencionados incentivos.

En tanto, por 26 votos a favor y ninguno en contra, la Sala del Senado aprobó todos los artículos, menos el 8vo, sobre inscripción automática y voto voluntario.

Durante el debate intervinieron los senadores Soledad Alvear, Hernán Larraín, Víctor Pérez, Eugenio Tuma, Patricio Walker Isabel Allende, Andrés Zaldívar, José Antonio Gómez, Jorge Pizarro, Carlos Bianchi, Mariano Ruiz-Esquide, Jaime Orpis, Jaime Quintana, Ricardo Lagos Weber, Ximena Rincón, Hosaín Sabag, Fulvio Rossi, José Antonio Coloma, Ignacio Walker, Lily Pérez, Juan Pablo Letelier, Alejandro Navarro, Alejandro García Huidobro, Carlos Larraín, Francisco Chahuán, y el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet.
La senadora Alvear, expresó la necesidad de aprobar el artículo octavo porque «permite que las personas que concurren a votar tendrán derecho a una compensación equivalente a un descanso de media jornada, previo acuerdo con el empleador. Con esto, lo que buscamos que una vez que entre en vigencia este proyecto, es fortalecer la participación de la mayor cantidad de personas en el país».

El senador Larraín Fernández, hizo un llamado a los parlamentarios de la oposición para no insistir en la Sala sobre el incentivo compensatorio. «La idea es separar el debate y además hay una garantía del gobierno para avanzar en paralelo en el proyecto sobre los incentivos que la concertación quiere implementar y del cual el Ejecutivo está dispuesto a darle urgencia», precisó.

El senador Tuma, señaló que «es indispensable que los electores estén informados y se debe reforzar la enseñanza de la educación cívica en los colegios y el significado de cada una de las autoridades. Con el voto voluntario todas las personas estarán en igualdad de condiciones».

A su turno el senador Patricio Walker calificó la iniciativa como «un paso importante para rejuvenecer el padrón electoral. Hoy el 9% son jóvenes», dijo y añadió que «tenemos plazo hasta el 1 de febrero para que esté publicado este proyecto».

La senadora Allende expresó la necesidad de que «se agregue la elección directa a los concejeros regionales. Es una discusión que le haría bien a nuestra democracia. Ya es hora que no le demos más vuelta, que los chilenos puedan votar en el exterior, y que este compromiso se cumpla y que tenga la garantía de la próxima elección presidencial».

A su turno, el senador Zaldívar, indicó que «el sistema de votación voluntaria no era lo mejor para el sistema electoral chileno. En el mundo la participación disminuye con el voto voluntario. En el 88 se inscribieron 8 millones y medio de personas para recuperar la democracia, pero con el transcurso del tiempo el padrón se ha reducido a cuatro millones de personas».

El senador Gómez valoró la iniciativa ya que «significará incorporar a cinco millones de electores, y significará que los sectores político harán cambios. Lo importante es lograr una buena ley, y debe contar con ciertos incentivos que permitan a los ciudadanos tener razones para realizar su sufragio».

El senador Pizarro, lamentó que la Cámara Baja haya rechazado el incentivo al sufragio «no se colocará el transporte en sectores rurales lugares para votar, y los incentivos tienen un sentido, siendo obligatorio el voto, los empleadores de todas las faenas o servicios y que estén operando, siendo voluntario no tienen que hacerlo, esto es un problema gravísimo para el sistema democrático».

El senador Bianchi se mostró partidario de solicitar además una reforma del sistema binominal. «El elector realizar un esfuerzo para votar y el principal incentivo debiera ser que la clase política recupere su credibilidad».

A su vez, el senador Ruiz-Esquide, indicó que «una votación automática es igual que una inscripción obligatoria. No voy a aprobar los incentivos para que la gente vote, los ciudadanos deben comprender cuáles son sus derechos».

El senador Orpis, precisó que en una sociedad no solo se debe tener derechos sino también obligaciones y lo más fundamental, es poder elegir a las autoridades».

A su vez, el senador Quintana, se mostró convencido de que «mientras mantengamos el sistema binominal habrá un sinnúmero de inequidades. No es un deber el votar, el sufragio es una voluntad política de muchas personas, y es un derecho, es una facultad, establecida desde la Revolución Francesa».

El senador Lagos Weber manifestó que «esta es una reforma real, y tendrá un gran impacto y si ocurre van a haber 8 millones de electores». Agregó que «introducirá un nivel de incertidumbre a la política chilena y que aplaudo. La reforma binominal es fundamental porque es un sistema excluyente. La democracia no es gratis y cuesta y preferiría invertir recursos sobre financiamiento de partidos, y control a lo que se declara».

La senadora Rincón, dijo que el incentivo que se proponía de descanso de medio día y becas, «era simplemente incentivar la participación política de los chilenos y chilenas. Me da pena que en este Senado se opongan a la educación cívica. Necesitamos discutir las reformas políticas y dentro de ellas, la reforma al sistema binominal o el financiamiento de los partidos políticos, no puede ser quien no tenga dinero no sea candidato».

El senador Sabag, destacó el compromiso del Ejecutivo de enviar el proyecto de ley que modifica la Ley General de Educación, y que fortalecerá la enseñanza de la educación cívica. Asimismo, dijo que «esperamos que el proyecto de los chilenos en exterior se apruebe antes de las elecciones presidenciales».

El senador Rossi dijo que este proyecto «es un cambio profundo que tendrá desconocidas consecuencias, Desestimó que los incentivos dañen la democracia, es bueno que haya voto voluntario, el no sufragar quiere decir algo de una mirada al sistema democrático. El desafío de la clase política, es convocar a los jóvenes a la participación y a votar».

El senador Coloma, criticó el uso de la urgencia del gobierno anterior por razones electorales. «Este proyecto merecía una reflexión distinta, y no con discusión inmediata. Los incentivos de la jornada de descanso es una violación evidente al sistema republicano y a los derechos ciudadanos».

El senador Ignacio Walker consideró que «hay que acostumbrarse a la idea del voto voluntario. Soy partidario de la inscripción automática, voto obligatorio, porque en la democracia hay derechos y también deberes».

La senadora Pérez San Martín destacó que el gobierno del Presidente Sebastian Piñera, haya impulsado dicho proyecto. «Votar es un derecho y no un deber. No tengo miedo a las abstenciones, crear incentivos le quita voluntariedad al voto y debe ser lo más libre posible».

El senador Letelier, comentó que «todos coincidimos que el sistema de los registros electorales, es arcaico y no tienen buen horario de atención. Donde no hay consenso es que si la democracia requiere ciudadanos activos o pasivos, si vivir en sociedad impone cierta obligación o no».

El senador Navarro, dijo que «hoy existen grandes desigualdades de las personas que se acercan a votar. Los jóvenes inscritos en las comunas acomodadas votan en un 50% no así en los sectores más modestos». Por ello se mostró partidario de los incentivos.

El senador García-Huidobro, valoró el debate realizado en la Sala, y manifestó su oposición al sistema de incentivos, porque «no tienen mucha reflexión». El parlamentario agregó que «cuando se habla de inscripción automática y de la multiplicación de la gente inscrita, es forzar una realidad porque no está garantizado que toda esas personas van a votar».

El senador Larraín Peña, aseveró que estos incentivos contradicen la voluntariedad del voto. Los incentivos traduce un temor latente que la voluntariedad del voto genere indiferencias y pasividad, pero el tiempo dirá que pasará». Lamentó las urgencias que se han puesto en esta materia, porque «debería haberse tramitado con más frialdad».

El senador Chahuán, indicó que el proyecto es necesario y urgente en especial para los 4 millones y medio de chilenos que no se han inscrito. Los políticos deberán reencantar a la ciudadanía».

Finalmente, el Ministro de la Secretaria General de la Presidencia, Cristián Larrroulet dio a conocer los alcances de la iniciativa y valoró este esfuerzo para que la ley rija en octubre de 2012 para las elecciones municipales.

Indicadores Económicos

Lunes 16 de Septiembre de 2019
  • UF: $28.020,52
  • Dólar: $711,29
  • Euro: $787,61
  • UTM: $49.131,00
  • Libra de Cobre: 2,60