Trump dice en Seúl que ve “movimientos” hacia las negociaciones con Corea del Norte

Donald Trump llegó este martes a Corea del Sur, en la segunda etapa sensible de su gira asiática, prometiendo “resolverlo todo” pese a las marcadas divergencias con Seúl sobre la cuestión nuclear norcoreana.

El avión presidencial Air Force One aterrizó poco antes de las 12H30 (03H30 GMT) en la base aérea de Osan, cerca de Seúl, donde el mandatario y su esposa Melania fueron recibidos por la ministra coreana de Relaciones Exteriores, Kang Kyung-Wha.

Trump afirmó este martes en rueda de prensa que ve “ciertos movimientos” hacia un posible diálogo con Corea del Norte después de que su Administración decidiera endurecer el tono con el régimen que lidera Kim Jong-un.

“Estamos mostrando una posición muy fuerte, y creo que entienden que tenemos un poder militar incomparable”, dijo Trump al ser preguntado sobre la postura de Washington frente a Pyongyang y sobre la posibilidad de conducir a Corea del Norte a unas negociaciones para la desnuclearización.

“Creemos que tendría sentido para Corea del Norte que decidieran sentarse a la mesa de negociaciones y hacer un acuerdo (…). Es cierto que veo cierto movimiento, sí, veremos adónde conduce”, señaló Trump.

Por otro lado, el presidente de EEUU insistió en que su país está preparado para utilizar “todas sus capacidades militares contra Corea del Norte, si fuera necesario”.

Trump recordó que el Pentágono mantiene actualmente en las cercanías de la península coreana un submarino y tres portaaviones de propulsión nuclear -un despliegue operativo rara vez visto en tiempos de paz- en lo que supone una muestra de fuerza ante el régimen norcoreano y sus continuas pruebas de armas.

“Espero por Dios que no tengamos que utilizarlos nunca”, dijo en referencia a estos activos militares.

Aún así, Trump aseguró que Washington continúa buscando “todas las soluciones a excepción de la militar” e instó a toda la comunidad internacional, “incluidos China y Rusia”, a trabajar conjuntamente para que Corea del Norte “abandone su programa nuclear”.

También pidió aplicar de sanciones de la ONU que castigan las pruebas armamentísticas de Corea del Norte e instó a “abandonar el intercambio comercial” para ejercer más presión sobre el hermético país, en una clara referencia a Pekín, principal aliado de Pyongyang y a donde Trump viaja mañana en el marco de su gira asiática.

A su vez, el presidente estadounidense quiso suavizar el mensaje y destacó que su homólogo chino, Xi Jinping, ha sido “de gran ayuda” a la hora de intentar hacer entrar en razón a Corea del Norte.

En los últimos meses se han agudizado las tensiones por el programa nuclear de Pyongyang y el presidente estadounidense ha intercambiado insultos y amenazasde iniciar una guerra con el líder norcoreano Kim Jong-un, un conflicto que los 10 millones de habitantes de Corea del Sur sufrirían en primera línea.

“Preparándome para viajar a Corea del Sur y encontrarme con el presidente Moon, un distinguido caballero”, dijo Trump en su cuenta de Twitter. “¡Vamos a resolverlo todo!”.